Canciller Holguín acompañó al Presidente Santos en La Guajira para entregar ayudas humanitarias

8/08/2014
La Canciller María Ángela Holguín informó los avances realizados para reabrir el mercado en la Alta Guajira: "La semana entrante se reabrirá el mercado. En este momento están reunidos para ver cómo va a operar ese sistema", afirmó. Foto: Juan Pablo Bello – SIG.

Bogotá, (ago. 8 / 14). La canciller María Ángela Holguín acompañó al Presidente Juan Manuel Santos en La Guajira donde llevaron ayudas humanitarias a sus habitantes que sufren los efectos de la sequía que afecta la región.

"Hemos atendido y seguiremos atendiendo a las familias afectadas por la sequía, hasta que esta situación se normalice", afirmó Santos en su primer viaje oficial de su nuevo mandato.

El Presidente aprovechó para informar a los habitantes de La Guajira de los nuevos acuerdos logrados con el Gobierno de Venezuela durante la reciente visita del Presidente Nicolás Maduro. "Hemos venido hablando con el Gobierno venezolano: yo personalmente con el Presidente Maduro, la Canciller con el Canciller venezolano y las autoridades de los dos países para ver cómo podemos solucionar este problema", dijo.

Acto seguido la Canciller María Ángela Holguín informó los avances realizados para reabrir el mercado en la Alta Guajira: "La semana entrante se reabrirá el mercado. En este momento están reunidos para ver cómo va a operar ese sistema", afirmó refiriéndose a cómo los transportadores ingresarán desde Venezuela alimentos suficientes para alimentar a toda la Alta Guajira, cerca de 206 mil personas, según el último censo realizado.

Con respecto a la falta de agua potable, el Presidente Santos anunció: "Vamos a construir 100 pozos de agua, para que podamos tener agua en forma permanente. Mientras esos pozos de construyen, van a llegar carrotanques con agua para ir supliendo las necesidades".

Al finalizar su discurso, el Presidente Santos contó a los habitantes de La Guajira sobre el regalo entregado al Rey de España. "Le entregué un bastón de palabrero y le dije que eso era una tradición de las comunidades Wayúu, que me enseñaron a mí y me entregaron un bastón hace ya tres años, cuando comencé el proceso de paz, y me dijeron: Le hemos entregado ese bastón a García Márquez, porque es el arquitecto de la palabra, y a usted, para que le ayude a hacer la paz".

font + font - contrast